viernes, 13 de junio de 2008

LA VESTAL DE LA IGUALDAD

En estos días se habla mucho por el foro de las primeras actuaciones de la Suprema Vestal del Dogma de la Igualdad, mujer provista de un hermoso rostro no exento, en opinión de algunos, de dureza. Y es este Dogma uno de los principales pilares de la política del Emperador, al cual dedica grandes esfuerzos, lo que muchos ciudadanos no acaban de entender.

Y es cierto que hace algún tiempo en Roma el status de las mujeres era inferior al de los hombres, e incluso aquéllas necesitaban el consentimiento de éstos para determinados negocios jurídicos. Pero hace tiempo que esta forma de pensar fue superada, y ahora a las personas civilizadas no se les ocurre plantearse que el sexo sea una condición de la que derive una especial capacidad, o que pueda constituir un motivo de privilegios, aunque no ocurre del mismo modo fuera del limes. Y esta nefasta costumbre de atribuir diferencias a circunstancias irrelevantes, los únicos que la siguen practicando dentro de Roma son los sabinos y samnitas, para los que la inclusión en sus respectivas castas, y el uso de sus respectivas lenguas, significa la atribución automática de unas virtudes mágicas, y la posesión de un status superior al del común de los ciudadanos.

Y hay algunos que creen haber observado que es el propio Emperador quien parece pensar que las mujeres son naturalmente inferiores a los hombres, y por eso las trata de una manera condescendiente y paternal. Y quienes esto dicen, afirman que el Emperador con frecuencia revela inadvertidamente esta forma íntima de pensar. Y así ocurre, por ejemplo, cuando con tono de magnanimidad se declara defensor de las mujeres, como si éstas necesitaran ser defendidas por él. O como cuando posa para la realización de retratos, estatuas y bajorrelieves rodeado de todas sus colaboradoras como si se tratara del britano 0-0-VII. O, también, cuando se refiere al trabajo realizado por estas mismas colaboradoras con un tono paternal diciendo “y qué bien funcionan ellas”

En cualquier caso, en su afán de proteger a las mujeres, el Emperador se encarga de rodearse de colaboradoras cuyo único mérito parece residir en su condición femenina, con lo que consigue atribuir consecuencias, aunque en principio sean favorables, a cualidades irrelevantes tales como el sexo, con lo que se restaura el vicio original que parecía haber desaparecido. Y, por otra parte, al obrar así elimina la consideración de cualidades que sí deberían ser relevantes a la hora de discriminar a los candidatos para un determinado puesto, como son el mérito, la preparación y la capacidad, con lo cual se termina de trastocar la lógica de las cosas.

Y un ejemplo en el que parece que una cualidad irrelevante, es decir, el sexo, ha sustituido a otra relevante, es decir, la capacidad, a la hora de elegir a un colaborador, lo constituye el nombramiento de la Vestal de la Igualdad, cuya pureza es tal que no ha sido mancillada en absoluto por el estudio ni el conocimiento, y cuyo currículum vitae semeja un desierto ocupado únicamente por la consagración a Terpsícore, tal y como es interpretada en la Bética hispana.

10 comentarios:

olimpiodoro de tebas dijo...

En tiempos pretéritos a los patricios que aspiraban a gobernar la República o el Imperio de Roma se les exigía una gran cultura. Así, se ponían en manos de un gramático que les enseñaba a dominar el latín y leían con fruición a los clásicos. Tal era su aprecio por la cultura que en sus campañas militares mostraban gran condescendencia hacia los griegos, que tanto han aportado a nuestra civilizatio.
Nuestros actuales gobernantes no sólo son unos ignorantes sino que se ufanan de su burricie. Para ellos el único clásico es Suso de Taurus y Demócrito, el delanterum de la selección griega de persecución de esfera sobre prado. Y su desprecio al latín estremece hasta a los bárbaros.

olimpiodoro de tebas dijo...

El cronista de la Tarraconensis, Arcadio Espadae, describió la imagen del Emperador y sus colaboradoras con gran viveza: el Emperador posando junto a un saco de strógenum.

Callo Tácito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Callo Tácito dijo...

Ese respeto por la cultura estaba antes muy presente en Roma, Olimpiodoro, y por eso se suele decir eso de que “la Grecia cautiva cautivó a su fiero vencedor”. Y ahora parece que el Emperador y sus fieles, con el fin de evitar ser ellos mismos cautivados y distraídos de su Fe, han decidido hacerse completamente inmunes a la cultura y el saber.

Por otra parte, recuerdo esa brillante descripción de Arcadio, que en días alternos es genial.

apóstolos genitalis dijo...

Ave crem Callo y Olimpiodoro.

La vice emperatriz María Theressa, conocida también por el populacho como vulturis o alimoche es un buen ejemplo de vuestras sabias palabras, habiendo llegado a su anterior oficio de iudex por la gracia del digitus y por la misma gracia del digitus llegó a senadora, y del senado pasó nada menos que a la suplencia del emperador.

Más no es la única ungida por el digitus del Emperador, puesto que la anterior pretora de cultura Carmina Calvus se hizo famosa porque cada vez que abría la boca era para que de ella saliera alguna defecación apoteósica que denotaba,no ya que no había leído jamás a los clásicos, sino que ni siquiera había leído pergaminos para infantis como el Capitán Trueno o Mortadelus y Filemonis.

Por no hablar de la actual pretora de las legiones, que a demás de aparcar sus deberes al mando de las mismas para dedicarse a amamantar a su nasciturus, no disimula su aversión a la militia ni su desprecio al Imperio siendo una samnita confesa, aunque, como tantos otros, sus orígenes disten mucho de serlo.

En fin, que nada nuevo, el Emperador demuestra una vez más la endeblez de sus principios y su profunda imbecilitas.

Blog de Paco Piniella dijo...

Discrepo de la esencia de tus misivas al foro, especialmente por ser amiga desde hace algún lustro de la Vestal de la Igualdad; pero querido Callo Tácito reconozco que dominas la pluma de forma aguda y recibes por ello mis elogios. Desde Gades, Betica Hispánica.
Francesco della Piniella.

Callo Tácito dijo...

Sea bienvenido al foro este visitante de la Bética. Las discrepancias son también bienvenidas, especialmente si se practican con elegancia, como en este caso.

Striostrea prismatica dijo...

El cronista Arcadio hoy ha hablado de la elegida por el Emperador y los Dioses.

No se pierda su entrevista en Yo, Dona (I, II, III, IV).


"Sí, estoy encantada de defender a todos los discriminados"
La Suprema Vestal de la Igualdad dixit

Callo Tácito dijo...

Salve Striostrea.

Llego a mi domus, me asomo por el foro y me encuentro la perla que ha dejado en él, que es de valor incalculable. Qué genial imagen la del instituto asturiano que ha recibido un premio por su labor contra la violencia de género y que parece tener un cuadro, en tamaño natural, del pobre Holofernes siendo convenientemente degollado por Judith. Y me abstengo por el momento de hacer más comentarios porque tengo que asimilar por completo esa sensacional propuesta de los "establecimientos libres de violencia de género"

Blog de Paco Piniella dijo...

Se encuentra un pergamino sobre la Vestal de la Igualdad en:
http://piniella.blogspot.com/2008/06/miembras-y-miembros-del-mundo-unos.html
donde se discrepa de alguna de las crónicas de este Foro.
¡Salve Roma!
Los que se bañan en las playas de Gades te saludan.