jueves, 10 de julio de 2008

LOS SAMNITAS, LOS SABINOS Y LAS RANAS

Carminator, la generala del Emperador, ha declarado en relación con el Manifestus que los que lo han firmado no tienen la menor idea de lo que dicen porque jamás han puesto sus pies en la región gobernada por los samnitas. Y, obviando el hecho de que muchos de los firmantes viven precisamente en esa región, al decir esto parece creer que la permanencia en ella atribuye telúricamente el conocimiento de verdades superiores. Y con esto Carminator recurre a un argumento muy querido tanto por samnitas como por sabinos, que consiste en afirmar que las cosas que suceden en los territorios que ellos gobiernan, y que a un observador parecen escandalosas, en realidad no lo son, sino que sencillamente el tal observador no las comprende, pues la profunda visión de las cosas sólo está al alcance de ellos, es decir de los samnitas y sabinos.

Y lo cierto es que los samnitas y sabinos parecen tener una visión peculiar pues, del mismo modo en que se dice que hay ciertos batracios que sólo pueden ver aquellos estímulos que su cerebro está preparado para identificar, y son incapaces de ver un elefante pasando frente a ellos si resulta que su cerebro no lo tiene asimilado, tanto sabinos como samnitas sólo son capaces de percibir las cosas que encajan en la idea de la tribu que ellos mismos han profetizado, pero son incapaces de ver al resto de los romanos. Y esto explicaría que Carminator defienda la immersio, pues parece ser que el sometido a ella emerge bendecido, aunque aturdido y boqueando, y ya visible para los sabinos y samnitas, que hasta ese momento no lo habían visto. Aunque los maledicientes, que siempre los hay, afirman que el proceso no es tanto una immersio como una lavativa, pues aquella, como ésta, deja muy malparada la dignidad del que lo sufre. Pero Carminator alaba el bautizo al mundo samnita que supone la immersio, pues gracias a ella las personas comienzan a existir para sabinos y samnitas. Y por eso Carminator ha declarado con orgullo que gracias a la immersio no hay samnitas de primera y de segunda, sino que convierte a todos los ciudadanos en iguales, lo que no deja de tener razón, porque el resto, mientras no la practica, no existe.

Pero hay quienes afirman que, ni siquiera tras la immersio se produce la igualación de los samnitas, pues se dice que los recién bautizados o xarnegus nunca consiguen gozar realmente de un status similar a los de los samnitas de raigambre, aunque proporcionan diversión a éstos.

5 comentarios:

olimpiodoro de tebas dijo...

Las cosas no están al alcance de quien no es sabino hasta que llega un periodista de Britania o Germania que se ha tragado los cuentos chinos que le han contado, cual batracio una mosca con la lengua, y redacta un libelo o realiza una producción escéncia. Entonces sí. Esa es la veritas, pues lo dice un extranjero.

Callo Tácito dijo...

Olimpiodoro, las bonitas ideas tras las que los nacionalismos esconden sus verdaderas caras se venden muy bien en el exterior, y los nacionalistas se encargan mucho de cuidar esa imagen. No hay más que recordar al patriarca Juan Josué diciendo no saber nada del asunto cuando fue preguntado en la Britania de ultramar acerca de Josu Ternera y la Comisión de Derechos Humanos.

Aguijón dijo...

Salve Callo,
Ayer escribí acerca del tema del manifestus que es sacado como acoso a la inmersión. La desgracia para quienes vivimos en Tarraco es que para poder formar a nuestros hijos en la lengua del imperio hay que dedicar una cuantía considerable de sestercios mensualmente. Quienes no pueden invertir esos sestercios en la formación de sus púberes sufriran la inmersión en toda su extensión y adquirirán el tan ansiado por los políticos que no por mucha gente en la calle apelativo de hijos de Carodix.
Ave,

Callo Tácito dijo...

Amigo Aguijón, los que como tú vivimos en regiones gobernadas por samnitas, sabinos y demás tribus, pues todos los nacionalistas son esencialmente iguales, nos vemos obligados a pagar la educación dos veces. Por vía de impuestos pagamos la pública, que no usaremos para eludir la inmersión. De modo que, a continuación, pagaremos la privada. Los sabinos y samnitas pagan la pública y la pueden utilizar. Nosotros la pagamos y no la podemos usar, de modo que nuestra aportación es un tributo involuntario al nacionalismo.

anonimo romano dijo...

Don Callo, esta noticia confirma punto por punto su crónica:

"El nivel de catalán de Montilla es menor al exigido a los funcionarios"
17.07.08 | 16:00. Archivado en Análisis

(PD).- El secretario general adjunto de CDC, Felip Puig (CiU), ha cuestionado que el presidente de la Generalitat, José Montilla, tenga el mismo nivel de lengua catalana que el exigido a los funcionarios públicos para acceder a la Administración de la Generalitat.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, lamentó sin embargo haber creado una "polémica", después de que ayer ya manifestara a Rac1 que se puso de "mal humor" tras constatar que Montilla "destroza" el catalán y que no es "capaz de usar la lengua propia con propiedad".

Puig admitió que Montilla "más allá de las rivalidades políticas, es un ejemplo de cohesión e integración", pero preguntó si Montilla tiene el mismo nivel de catalán que se exige a los funcionarios para acceder a la Administración catalán. Aun así, Puig negó ser un "integrista lingüístico".

Desde el PSC, el secretario de organización, José Zaragoza, aseguró que las declaraciones de Puig están "fuera de tono" y "descalifican a quien las hace". Apuntó que en CDC "es evidente que hay gente que se ha situado en un extremo del país", y lamentó que se utilicen los orígenes andaluces de Montilla "para desprestigiarlo", lo que es un "mal estilo de hacer política" que "no contribuye a hacer de Catalunya un solo pueblo".

"Catalunya es un país muy plural, con muchos acentos", manifestó Zaragoza, quien consideró que "mientras CiU no aprenda que el PSC es un partido nacional de Catalunya las cosas van a ir mal", ya que siguen pensando que "el PSC es igual que el PSOE".

En la misma línea se posicionó el portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Jaume Bosch, quien tildó de "inaceptables e injustas" las reacciones de Puig, tras destacar que es "bien conocido el esfuerzo de aprendizaje" del catalán de Montilla. "Son unas declaraciones que van en la línea contraria de aquello que significa un catalanismo abierto, que es precisamente facilitar las cosas a las personas que quieren aprenden y usar el catalán", subrayó.

Ante esta actitud, Bosch señaló que la Gran Casa del Catalanismo que propugna CDC se convierte en una casa "pequeña, estrecha y excluyente". Por ello, invitó a Convergència a replantearse si es "positivo" tener como número dos del partido a una persona "que piensa así".

Para el ecosocialista, hace falta una disculpa "explícita" de Puig o que el líder de CDC, Artur Mas, le corrigiera. También reclamó conocer la opinión de UDC.